cáncer de mama · Salud

Pañuelos

Era tan necesario tenerte a mi lado
Para no derrumbarme para evitar herirte
para evitar hundirme poder desahogarme
y dejar de mentirme y al fin decidirme

Mi habitación, La habitación roja

Escribo con mi cabeza ya llena de pelo, corto y un poco débil pero totalmente cubierta.  Llevo en el cuello el primer pañuelo que cubrió mi cabeza, allá por el mes de Febrero. Un pañuelo con unas bonitas flores rosas, cálidas, femeninas… Me lo puse a modo normal, de cíngara, porque no tenía ni idea de como manejarlo y tenía que llevar a mi hijo al colegio. Así que no había mucho tiempo para pruebas o dudas.

Recuerdo que lo coloqué como me ponía los pañuelos en la playa para evitar que mi melena se quemara con el sol. Cogí a mi hijo de la mano y le pregunté…” ¿Preparado?”. Realmente era una pregunta para ambos. Primer día con pañuelo en el cole. Quería asegurarme que él estaba preparado para las miradas o comentarios, pero ahora me doy cuenta que con esa pregunta la que dudaba de si estaba preparada era yo. Y ahí, fue él quien tiró de mi… “Claro mami! Estás muy guapa”. Y ya no hubo más dudas. Ya todo transcurrió con total normalidad. Ese es unos de mis cometidos en toda esta “reinvención” que supone pasar por un cáncer ; me esfuerzo por tener la sencillez y pureza de la mirada de un niño.

Ese primer día fue bien. Hubo miradas, muchas! De sorpresa la mayoría, alguna de cierto terror. Lo entiendo. Ver a una madre joven con pañuelo de la noche a la mañana tiene que dar vértigo. Creo que muchas madres pensaron….“¿podría haber sido yo?”. Al querer hacer visible la enfermedad, sé que pude causar un efecto “miedo” en la mayoría de la gente que me veía. No era mi intención asustar, mi intención era decir ” esto puede pasar, así que si estás sana aprovecha”!. Hay que vivir sin miedo por el futuro, simplemente vivir.

Luego poco a poco empecé a manejarme con los pañuelos. Me sentaba en mi habitación,  a solas, me ponía los pañuelos a mi lado y empezaba a probar. Formas, colores, combinaciones… Miraba el armario para ver que pañuelo podría combinar con qué vestido. Todo aquello me entretenía…me divertía y reía por los desastres de pañuelos que al principio salían. También me frustraba, me enfadaba, lloraba… Pero en general, recuerdo esa época con cariño. Pocas veces estamos tanto rato mirándonos a un espejo a solas. Viéndonos a nosotros, a los de verdad. Más allá de asearnos, lavarnos los dientes, peinarnos o maquillarnos… No hablo de mirarnos así al espejo. Habló de sentarte y mirarte a los ojos. De notar como todo tu alrededor se difumina, porque tú mirada está solo puesta en tí. Y entonces, si sois capaces, hablaros. ¿Parace una locura?? Lo es! Pero toda una experiencia!!! Y parece sencillo, pero no es nada fácil. Hace algunos años, una buena amiga me regaló un libro de Louise L. Hay titulado ” Usted puede sanar su vida”. Un libro con afirmaciones con las que estoy de acuerdo, y otras que no tanto, pero un libro con una perspectiva interesante a fin de cuentas. En él, la autora recomenienda algunos ejercicios para realizar frente a un espejo, cara a cara. Y de verdad, que es una experiencia que sorprende.

Ahora no dedico tanto tiempo al espejo, pero lo sigo haciéndo de vez en cuando. Probadlo!! Además, os vendrá bien para que perdáis ese miedo a ver vuestro reflejo. Primero a nivel físico, es una manera de aceptaros y aceptar los cambios que vuestro cuerpo esta sufriendo por la medicación, y luego a nivel psicológico, porque llegará un momento en que no os reconoceréis tal y como que érais antes. Pero ésto, es otro post. 🙂

Bueno, empecemos!!! Consejos básicos para una buena colocación del pañuelo:

  1. Tenéis que haceros con un gorrito de algodón a modo de base. Yo tenía uno de la tienda  “Ale-hop” ( aprox. Eur 4,00). El gorrito de algodón va genial porque os aisla del frío, evitas el contacto del pañuelo ( la mayoría sintéticos) directamente sobre la calva, asienta el pañuelo de tal manera que no se escurre ni se tuerce y luego podéis quitar el conjunto a modo de casco ( porque no se deshace) si no queréis estar haciendo un pañuelo cada vez.
  2.  Los pañuelos, si son alargados, mejor. Puedes hacer muchas más cosas con ellos que si son cuadradados. La anchura del pañuelo da un poco igual, porque siempre se puede doblar. Pero de largos suelen ser de 1,50m.
  3. Olvidaros de pañuelos buenos y caros. Los pañuelos de seda, al tacto son geniales, pero se resbalan. Y a la hora de anudarlos, tampoco el nudo se queda fuerte. Con lo que al rato de haber salido de casa tenéis que estar recomponiéndolos. Yo me di el capricho de comprarme uno de Carolina Herrera, porque sí, porque iba a estar calva más de medio año, y al final, no me lo pude poner. No había manera de que se quedara estable. Lo he estrenado este fin de semana en el cuello, lo cual ha sido emocionante. El haberme comprado un pañuelo para la cabeza y poder ponérmelo meses después en el cuello porque mi cabeza ya tiene pelo, es una sensación reconfortante!
  4. Compraros pañuelos estampados y lisos a juego. De tal manera que podáis hacer combinaciones. Yo los pañuelos los compraba en el mercado, en los chinos, en tiendas como Parfois…quiero decir, no necesitais mucho dinero para ir vistosas, monas o elegantes.

¿ Cómo colocamos el pañuelo? Pues hay distintas maneras. Cada cual tiene un poco que experimentar y probar que es lo que mejor le va a su cara, a su forma de ser, de vestir…así que ánimo con ese espejo!

Yo a veces llevaba un pañuelo, dos o incluso hasta 3 pañuelos. Y luego hacía trenzas, coletas, los recogía por detrás.

Pero generalmente, yo solía llevar un mismo modelo de pañuelo. Era un modelo vistoso y  fácil de hacer.  Lo iba combinando y cambiando de pañuelos y parecía siempre algo nuevo. Generalmente usaba dos pañuelos ; un pañuelo liso de base, y encima uno estampado combinándolo o rompiendo un poco el juego de colores. ( Es el modelo de pañuelo rosa y a rayas marinas).

image-1

Explicar la colocación del pañuelo por escrito es complicado, así que me he decidido a grabar un vídeo para mostraros como yo me lo ponía y veáis que no tiene mayor complicación. Lo adjunto para que le echéis un vistazo. Estoy segura de que os va a servir!

Y lo dicho, miraros en el espejo!  Hablaros!! Deciros cosas bonitas antes de salir de casa  como ” Lo estás haciéndo genial!” o ” Estoy orgullosa de ti!” o” Estás preciosa!”. Que la gente te diga cosas lindas y te de ánimos en una situación así, es reconfortante e importante. Pero que te lo digas a ti misma es lo que realmente alimenta tu conciéncia. Es cuando de verdad te lo crees y ahí, es cuando te sentirás que puedes con todo.

fullsizerender

 

“Quien mira hacía fuera sueña, quien mira hacía adentro despierta”

Carl Gustav Jung

8 comentarios sobre “Pañuelos

  1. Claudia, preciosa, que arte!! Has conseguido trasmitir, con sencillez y pureza, como tu dices, algo tan complicado como ponerse el pañuelo con elegancia y tan básico para subir la autoestima además de disfrutar con nuestra imagen en el espejo, hayamos o no, sufrido los efectos de la quimio. Muchos besos!

    Le gusta a 1 persona

  2. Yo estoy con el tratamiento ahora. Tengo la suerte de tener una madre que sabe coser y me ha hecho muchísimos pañuelos, gorritos, cintas… para ponerle color a esta enfermedad. Tengo también la peluca, para salir a la calle me siento más cómoda. Te sigo en el blog y me ayuda leerte. Yo también me decidí hacer un blog y dejar constancia de mo vivencia y si puedo ayudar a alguien con ello.. te dejo la dirección por si te apetece leerlo.
    https://wordpress.com/posts/despuesdelatormentasaldraelsol.wordpress.com
    Somos muy valientes!!!

    Le gusta a 1 persona

  3. Eres la caña preciosa y un ejemplo a seguir. Ahí vamos, luchando y sin perder la sonrisa.
    Se puede, positiva, con una sonrisa💖💖💖
    No sabes cuanto me has ayudado con tu forma de ser. Yo siempre he sido positiva y me considero fuerte pero tú actitud me ha dado más fuerza, si cabe, para luchar contra este tsunami que nos ha tocado vivir.
    Te lo dije una vez, pero aquí te lo repito, conocerte a ti y a otra gente, es una de las cosas que le agradezco al cáncer . Te cambia la vida por completo, te hundes, te levantas, conoces gente luchadora, buena gente, dispuesta a ayudarte, a sostenerte si te hace falta . Sientes el cariño que te dan y luchas y sales adelante reforzada.
    En cuanto pueda yo enseñaré a poner el pañuelo de otra forma para que las valientes y luchadoras que siguen tu blog tengan dos formas de ponerlo.
    Un abrazo muy muy fuerte Claudia.

    Le gusta a 1 persona

  4. Admirable….no solo tú vídeo..sino todo tu blog en si. Te sigo gracias a M.Jose Godoy..Q me habló de tí desde q me diagnósticaron la enfermedad…decirte que leerte me ayuda mucho en estos momentos…me alegra tu evolución… Gracias.

    Le gusta a 1 persona

    1. PAQUI, cuánto me alegra que mi blog te ayude en este proceso! Para mí escuchar eso es lo más gratificante! Te mando un beso enorme! Y estate tranquila, es un año duro pero pasará. Cualquier cosa que necesites aquí me tienes! Un fuerte abrazo!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s